5 de octubre de 2014

Despierta

despierta sonrisa
atascada en el tiempo
mis ojos de miel
enredados de sueño
lunática luna
lento y redondo velero
regálame alas
acércame al cielo

19 comentarios:

  1. Me ha encantado tu verso Dan, es lindo despertar un domingo por la mañana y que un verso como este te de una pizca de felicidad. un abrazo fuerte Dan y pásate por mi blog cuando gustes.
    vale, eres bienvenido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!... De ahí surgió, supongo, de la necesidad de hacer una pausa entre tanta carrera que no lleva a ninguna parte...
      Beso!

      Eliminar
  2. Para acercarse al cielo se empieza con sonrisas. Me ha gustado mucho, la lunática luna...
    Esas comparaciones hacen de tus versos, unos tan personificados.

    Me encanta que hayas citado a Oscar Wide en el comentario de mi blog, muchas gracias por pasarte.

    Feliz semana Dan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de "lunática luna lento y redondo velero" salió en un sueño... En realidad estaba durmiendo, me desperté y lo escribí junto con el resto, no fueron más de diez minutos, y regresé a la cama... Son versos de sonámbulo :p
      Un beso grande!

      Eliminar
  3. Mejor subir el suelo hasta el cielo. O bajarlo aquí. Cuestión de gustos supongo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como sea, salir del lugar en que estamos, siempre resulta interesante
      Abrazo!

      Eliminar
  4. "despierta sonrisa atascada en el tiempo" realmente necesitaba leer eso :) hermoso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo necesitaba escribirlo, evidentemente...
      Beso!

      Eliminar
  5. Inspirador tu poema, me encanta...

    Acércame el cielo
    entre las nubes
    de los ojos del alma
    enrédame en tus sueños
    vélame entre tu piel.

    Tu poema me inspiró, Dan.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María! Hace rato que no inspiro a nadie, ni siquiera a mi mismo :p
      Un beso grande y gracias por los versos inspirados!

      Eliminar
  6. ¡Qué lindo, Dan!
    Volar por un ratito, acercarse al cielo sonriendo...

    ResponderEliminar