11 de octubre de 2013

El hombre invisible


H. G. Wells

Uno experimenta la dolorosa necesidad de convencerse a sí mismo de que existe, de veras, en el mundo real; de que uno participa en el eco y la angustia de todos, y uno crispa los puños, ataca, maldice y blasfema para obligar a los demás a que reconozcan su existencia. Sin embargo rara vez lo logra.

H. G. Wells - El hombre invisible

6 comentarios:

  1. ¡Buenísimo el fragmento! Recordé que tengo una copia del cuento en la biblioteca de un libro que me había prestado una profesora. Veremos si la encuentro de nuevo, para aprovechar este finde largo...

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta Wells! Que te aproveche! Beso!

      Eliminar
  2. ¿Un viejo de barba para resolver tu complejo de Edipo?

    http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Sigmund_Freud_LIFE.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado con el viejo de barba!
      Encontré el artículo del que te hablé el otro día... "El psicoanálisis como cárcel mental"... Está bueno...
      El viejo de barba te lo resuelve? Seguro? :p

      Eliminar